Angélica Rivera, invitó a los conductores del programa de espectáculos Ventaneando a desayunar a la residencia oficial de Los Pinos; visita que, según Daniel Bisogno, fue con la actriz y no con la la primera dama de México.

“Nuestra convivencia con ella fue, más que otra cosa, como actriz y como parte de esta familia del medio artístico en la cual trabajamos, por eso fue la invitación”, resaltó el conductor.

Además, reveló que esta no es la primera vez que pisan Los Pinos. “Hay que decir también, que hemos tenido la fortuna de que nos hayan invitado otras ocasiones”, dijo.

Pati Chapoy, Bisogno, Pedro Sola, Mónica Castañeda y Jimena Pérez coincidieron que la esposa del presidente de México, es “amable, muy sencilla […] Esta convivencia fue con una persona que, ante cualquier situación, es una mujer, una mujer que es mamá, esposa, es profesional y profesionista y que vivió una etapa distinta de su vida”, comentaron en la emisión de ayer del vespertino.

Entre uno de los temas que la primera dama platicó con los periodistas de espectáculos fue “cómo la conquistó el presidente”, platicó Pedrito, aunque no ahondó en el tema, porque, de acuerdo con Chapoy, “seguramente ella lo va relatar en un libro que quiere escribir sobre esta transición en su vida”.

Además, les reveló cómo fueron sus primeros días viviendo en Los Pinos. “Al principio era como un restaurante de lujo, que se les servían unas cosas que decían, ‘esto va a ser eterno y el día de mañana que nos regresemos a la casa y a nuestros hijos no se les sirva así, ahí va a haber problema’”, contó ‘La Choco’.

Antes esta anécdota, Pati hizo referencia a Michelle Obama, exprimera dama de Estados Unidos, y comparó lo que hizo en la Casa Blanca con lo que Rivera hizo en Los Pinos.

“Cuando llegó a la Casa Blanca, lo primero que les dijo al servicio fue, ‘mis hijas van a tender sus camas todos los días, porque eso lo hacían cuando vivían en Chicago’”.

Cabe recordar que Michelle acaba de sacar un libro autobiográfico titulado “Mi historia”.