Tras haberlas expropiado de manera irregular, un juez federal ordenó a las secretarías de Comunicaciones y Transportes (SCT) y Medio Ambiente (Semarnat) devolver a los pobladores las tierras del ejido de Tocuila, en las que se construye la principal carretera de acceso al Nuevo Aeropuerto (Naicm).

El Juzgado Noveno de Distrito, con sede en Ciudad Nezahualcóyotl, determinó que los 72 mil metros cuadrados fueran devueltos a sus dueños originales debido a que se incumplió el proceso de expropiación contenido en la Ley e invadieron de manera ilegal los terrenos para comenzar la edificación de la obra.

De acuerdo con el abogado que representó al Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT), el juez resolvió el amparo presentado en favor de los habitantes de Tocuila, y ni la SCT, ni Semarnat, ni las empresas que construyen la vialidad impugnaron, por lo que ya entró en vigor

El litigante también mencionó que el plazo legal para la devolución de los terrenos es de tres semanas, por lo que corresponderá al gobierno entrante realizar este trámite. También dijo que esto significa que las empresas (Pinfra y Cicsa) ya no pueden construir y deben detener sus trabajos inmediatamente.

La autopista Pirámides-Texcoco iba a ser la principal vía para conectar al Naicm con la Ciudad de México y correría por 13 kilómetros, atravesando ocho ejidos, entre los que se encuentran Tocuila y Atenco. Desde el comienzo de la obra se señaló la ilegalidad de las expropiaciones, por lo que existen varios amparos en contra de la misma.

Con información de La Jornada y The México News.